Новости Америки на русском языке. События и происшествия в Нью-Йорке, Лос-Анджелесе и других городах США.

Un estudio señala que los niños no pasan suficiente tiempo jugando en la calle

El minorista de artículos deportivos REI anunció que sus 143 tiendas estarían cerradas el día después de Acción de Gracias. Los empleados estarían libres y la empresa tampoco aceptaría pedidos de internet hasta el día siguiente. En lugar de ello, crearon un sitio web #OptOutside dedicado con recursos sobre rutas de senderismo locales. El presidente y CEO de la compañía REI, Jerry Stritzke, explicó: "Como una cooperativa, tenemos una definición de éxito un poco diferente. Es mucho más amplia que ganar dinero. ¿Con qué eficacia hacemos logramos que la salga fuera? "

Claro que esto un truco publicitario, pero con un buen trasfondo.

Niños jugando en el exterior
Niños jugando en el exterior - NY Post

Un artículo reciente en el Atlantic describe a un ”pequeño pero creciente grupo de profesionales de la salud" que están tratando de tratar enfermedades como la depresión y el trastorno por déficit de atención con la prescripción de pasar más tiempo en la naturaleza. Y no es sólo una advertencia vaga. Algunos médicos recetarán ir a los parques o pasar un tiempo estipulado en entornos naturales cada semana.

"Pasamos mucho tiempo cuidando a la naturaleza y no suficiente disfrutándola.”

Hay muchas investigaciones que muestran que pasamos muy poco tiempo en el mundo natural y esto ha tenido graves efectos en nuestra salud tanto mental como física. Estudio tras estudio, sugieren que pasar tiempo en el exterior reduce el estrés tanto en los niños y en los adultos. Incluso se ha demostrado que tener vistas naturales desde una habitación de hospital reduce el tiempo de recuperación.

Otros estudios han encontrado que pasar tiempo en la naturaleza aumenta la capacidad de atención. Y, en una época en que a millones de niños se les prescriben medicamentos para el déficit de atención, merece la pena señalar que puede haber formas mejores de ayudarles con menos efectos secundarios. , tales como apagar la televisión y diciéndoles que ir a jugar afuera.

De acuerdo con una encuesta realizada por profesores del Manhattanville College entre 800 madres, casi tres cuartas partes de ellas recuerdan haber jugado afuera todos los días cuando eran niñas. Pero sólo una cuarta parte de ellas les dicen a sus niños jueguen al aire libre.

Cuando más tiempo se pasa fuera es practicando deporte organizado en lugar de explorar la naturaleza. Ironías de nuestra época, la obesidad infantil se ha disparado al mismo tiempo que la participación de los niños en deportes organizados ha alcanzado su cenit. ¿Cómo puede ser esto? Bueno, los deportes organizados en realidad no proporcionan tanta actividad como padres piensan que hacen.

Scouts
Escudo Boys Scouts. NY Post

La pertenencia a los Boy Scout está en declive. Las Girl Scouts, por su parte, parecen estar más preocupadas por temas como la enseñanza de la tolerancia y la educación financiera de en construir una tienda de campaña o identificar aves. Ahora, los niños que no practican deporte, simplemente se sientan  juegan a los videojuegos.

Muchos padres dicen que dejan a sus hijos en el interior de casa para mantenerlos a salvo. En algunos barrios problemáticos, sus preocupaciones están bien fundadas, pero no ha habido un aumento en el número de secuestros de niños en los barrios residenciales. Entonces, ¿por qué estos padres no dan a sus hijos un pequeño espacio?

La naturaleza está tan inexplorada que muchos adultos y niños le tienen un temor profundo. En su libro de 2005, "Last Child in the Woods", Richard Louv sugiere que la cultura popular ha tenido efectos en este mismo tema, con películas como "The Blair Witch Project”, que sugieren que la naturaleza es algo que se debe temer.

Louv argumenta que los propios ecologistas han contribuido al problema: siempre que hablamos con los niños sobre la naturaleza, es por lo general acerca de algún evento apocalíptico que va a pasar en el planeta, los niños reciben el mensaje de que la naturaleza es básicamente un gran desastre a punto de suceder. Y, cuando hablamos con los niños sobre la importancia de la preservación de la naturaleza, a menudo nos referimos a los daños causados ​​a alguna selva que nunca verán.

Pero ¿qué pasa con la idea de disfrutar de la naturaleza? De vagar por los jardines de sus propios patios traseros? Los niños ya no pueden construir casas en los árboles porque son demasiado peligrosas y podrían dañar al árbol. No pueden ir a pescar o cazar, ya que podrían matar algo. No pueden vagar sin rumbo por fuera porque no va a mejorar su currículum universitario.

Pasamos mucho tiempo temiendo o compadeciéndonos de la naturaleza y no hay suficiente tiempo disfrutándola.

Un estudio señala que los niños no pasan suficiente tiempo jugando en la calle обновлено: Ноябрь 1, 2015 автором: Hellen Donovan
Нажмите, чтобы поделиться новостью

Текст комментария будет автоматически отправлен после авторизации

Сегодня в новостях

В начало