Новости Америки на русском языке. События и происшествия в Нью-Йорке, Лос-Анджелесе и других городах США.

Lo que publicamos en internet nunca se puede eliminar del todo

En el año 2015 nada que se publique en los medios sociales es realmente privado. Pero, ¿qué pasa con los tweets embarazosos o estados de Facebook que has publicado hace años? ¿Puedes realmente borrar algo de Internet? La respuesta, como era de esperar, tiene matices.

Según Behnam Dayanim, un abogado de Washigton especialista en privacidad y en seguridad cibernética: “Si algo es eliminado o no, no es controlable por el usuario.”

“Tome como ejemplo un correo electrónico normal: cuando se elimina de tu bandeja de entrada, va a una carpeta llamada ”Elementos eliminados". Si se vacía la carpeta y se borra de forma permanente el mensaje, en su final. Pero incluso un elemento borrado podría quedarse en los servidores de su proveedor de correo electrónico por un período indefinido de tiempo.” Dice Dayanim.

“Y en el caso de un fallo de seguridad, su información podría terminar en manos inadecuadas. Esto sirve para los mensajes de redes sociales, correos electrónicos y mensajes de texto, también. Realmente no se puede evitar, ya que le hemos dado a estas empresas permiso explícito para aferrarse a nuestros datos cuando estamos de acuerdo con sus vagas políticas de privacidad.

collage-redes-sociales
Lo que publicamos en internet nunca se puede eliminar del todo - New York Post

¿Qué es exactamente qué dicen esas políticas? He aquí una muestra:

Facebook: La red social almacena datos "todo el tiempo necesario para proporcionar productos y servicios."

GmailDespués de eliminar un correo electrónico, Gmail "no puede eliminar de inmediato las copias residuales en nuestros servidores activos."

Twitter: Twitter no hace comentarios sobre lo que ocurre cuando se elimina un tweet, pero dice que "los motores de búsqueda y otras terceras partes pueden todavía conservar copias de su información pública, al igual que la información de su perfil de usuario y tweets públicos, incluso después de que se haya eliminado la información de los servicios de Twitter o desactivado su cuenta."

Snapchat: Cuando ves un Snap, se elimina automáticamente de los servidores de la compañía, en Snapchat "no se puede garantizar que los mensajes se eliminen en un plazo determinado,” y dice que "pueden permanecer en copias de seguridad durante un período limitado.”

InstagramLa aplicación de fotos puede retener la información durante "un tiempo comercialmente razonable para copia de seguridad, archivo y/o con fines de auditoría."

Como hemos dicho, son políticas bastante vagas. El hilo común es que las compañías pueden recuperar nuestros datos en función de circunstancias particulares, como solicitudes legales o órdenes de comparecencia, dice Dayanim.

Si está un poco asustado por esto, Cyberdust (gratis para iOS, Android y Windows) aliviará un poco de su paranoia. La aplicación dice que puede borrar de forma permanente todos los mensajes que usted envíe en menos de 100 segundos a los destinatarios de lectura, incluso desde los servidores de compañías.

Internet-IPv6
Cuidado con lo que publique en internet - New York Post

Cuidado con lo que publique en internet

Esperamos que no haya publicado en las redes algo que le haga terminar en la cárcel. No siga estos ejemplos:

  • En 2013, Justine Sacco tuiteó una broma de mal gusto: “Voy a África. Espero no contagiarme de SIDA. Solo bromeo. ¡Soy blanca!" En el momento en que ella se bajó de su vuelo de 11 horas, miles de personas enojadas habían respondido al tweet, y el hastag #HasJustineLandedYet fue trending topic en todo el mundo. Poco después de esta metedura de pata, Sacco perdió su trabajo. Ella es el tema central del reciente libro de Jon Ronson: "Así que usted ha sido públicamente avergonzado."
  • A principios de este año, Rory Cullinan, el ex-presidente del Banco Real de Escocia, fue despedido de su cargo después de que su hija publicara capturas de pantalla de sus mensajes privados en su cuenta de Instagram. Cullinan envió mensajes de su oficina, con leyendas como "Otra maldita reunión." Parece bastante inocente, pero semanas más tarde, Cullinan fue despedido.
  • Cuando un guardia de Buckingham Palace publicó comentarios acerca de Kate Middleton en su página de Facebook, llamándola "puta pija” y "vaca engreída", el Ministerio británico lo relevó de sus funciones en la boda real de 2011.
  • En 2014, James Franco envió un mensaje a una chica de 17 años de edad, preguntando si era soltera y quería una cita. Franco terminó con la reputación de ligar con adolescentes.
  • Amy Pascal, una de las más poderosas ejecutivas de Hollywood, tropezó recientemente en su papel como jefa de división de cine de Sony después de unos hackers sacaran a la luz correos electrónicos privados entre ella y otros productores a finales del año pasado. En sus mensajes, Pascal hizo comentarios racistas e insensibles sobre Barack Obama e insultó a celebridades como Angelina Jolie.

En última instancia, hágase algunas preguntas clave cada vez que esté a punto de enviar algo: ¿Esto hará que me despidan? ¿Va a impedirme conseguir un trabajo en el futuro? ¿Le hará daño a alguien? Si su estado, foto o texto no pueden pasar la prueba, probablemente no valga la pena publicarlos.

Lo que publicamos en internet nunca se puede eliminar del todo обновлено: Октябрь 30, 2015 автором: Hellen Donovan
Нажмите, чтобы поделиться новостью

Текст комментария будет автоматически отправлен после авторизации

В начало